logo Prestamos rápidos en 15 minutos con vivus

¿Préstamos sin filas y sin garantía? Créditos Online

¿Cuántas veces quiso usted tomar un préstamo pero no pudo por varias razones, no tiene un historial de crédito, no tiene suficiente tiempo para trabajar, fue garante y alguien lo hizo quedar mal? Hay tantas razones por las que es difícil obtener un préstamo de un banco o institución financiera, y lo tedioso, lento y burocrático que puede ser este proceso. Sin embargo, las finanzas en línea han cambiado y han revolucionado la forma en que pedimos dinero prestado. Hoy, todo lo que tienes que hacer es hacer clic para que el dinero llegue a tu cuenta bancaria en sólo unos minutos. Sorprendente como los tiempos cambian, la tecnología ha llegado a hacernos la vida más fácil en muchos sentidos, uno de ellos es la forma en que solicitamos préstamos en línea, y aunque esta nueva "tendencia" llamémosla como es, es de reciente aparición en el mercado y tiene muchas oportunidades, también puede sacarnos de un buen apuro. Los préstamos en línea consisten en instituciones microfinancieras virtuales que pueden prestarle pequeñas cantidades de dinero si cumple con los requisitos mínimos. Consisten principalmente en alcanzar una cierta nacionalidad y edad legal, aunque algunas oficinas de crédito no son el factor decisivo para obtener un préstamo, y sin embargo, pagar a tiempo puede ayudarte a sanar tu historia, o crearla, si no la tienes, servirá para pedir un préstamo más alto en el futuro para el financiamiento de un auto, una hipoteca o una escuela. Y tal vez se pregunte por qué tendría que recurrir a otros tipos de préstamos financieros si ya conoce el financiamiento en línea. Bueno, porque no todo lo que brilla en oro, y al final esta forma de financiación no es para todos y no te dará suficiente capital para comprar un coche, e incluso si definitivamente no te queda, y te explicaremos por qué. Empecemos con el hecho de que un préstamo en línea no te dará más de 50,000 pesos mexicanos, y eso sólo después de que tengas muchos préstamos con el mismo financiamiento. Por lo general, la cantidad oscila entre $1,500 y $7,000, lo cual puede sacarlo de un apuro, pero definitivamente no resolverá todos sus problemas financieros. Otro inconveniente, y quizás el más grande, es que la tasa de interés es definitivamente incómoda en absoluto, suele ser más del 1% MONEDA, al final del año se paga 365 veces más del 1%, por lo que los plazos de pago son muy cortos, entre 15 a 30 o 45 días en total, pero aún así imagínate pedir 5.000 pesos y pagar 6.500 dólares al mes. Si tiene una tarjeta de crédito, haga una comparación y verá que este tipo de crédito es muy delicado. ¿Cuándo conseguirías un préstamo como este? Probablemente la respuesta será cuando y solo cuando pueda devolverlo en 1 o 2 semanas, y cuando la cantidad que requiera sea muy pequeña. También se preguntará que sería bueno por 2 mil pesos, pero la realidad es que pueden resolver un problema, nos referimos a una simple enfermedad o cualquier problema inusual que lo tome por sorpresa 3 días antes del día de pago, sin duda 5 mil pesos le ayudarán a sobrevivir esos últimos días. ¡Cuidado! Recuerden que no todo es miel en la torta, sí, estos créditos son muy prácticos, sobre todo por el poco tiempo que se necesita para procesarlos y la rapidez de reacción y entrega del dinero, pero no deben hacer algo repetitivo y sobre todo no tomarlo a la ligera, porque puede causar serios problemas financieros que no han existido antes o incluso empeorar los que ya existían. Aunque es fácil conseguirlo, nadie le dará dinero sólo porque lo hace, y estas instituciones se asegurarán de que usted pague, y el hecho de que no lo haga a tiempo hará que el interés se vaya al cielo, y también le dará una mala puntuación en la oficina de crédito. Por lo tanto, si y sólo si usted está seguro de que es lo suficientemente responsable para obtener dicho préstamo, el siguiente paso es elegir el mejor préstamo en línea. No tienes ni idea de cuántas empresas ofrecen créditos en línea, su número es infinito, cada vez más, en toda Europa, Estados Unidos y varios países de América Latina, y a primera vista todas ellas pueden parecer iguales, pero no te engañes, hay elementos clave que serán decisivos a la hora de elegir una u otra. La primera y quizás más importante será la reputación de la compañía financiera que va a contratar, muchas personas querrán aprovechar la tecnología y su necesidad de engañarle pidiéndole algún tipo de garantía, ya sea una propiedad o un depósito en efectivo promete “devolverlo cuando hagan su depósito”. Recuerde que los préstamos en línea nunca requerirán una garantía o un depósito de su parte, lo que los hace tan disponibles. Otro elemento decisivo debería ser el tipo de interés, en general la mayoría de ellos son más o menos los mismos, pero el 0,1% o el 0,2% puede ser un factor importante en su elección. Lo último pero no menos importante que no puedes perder de vista es cuando pagues, es muy importante porque puede ser un arma de doble filo, recuerda que cuanto más tiempo tengas que pagar, más tendrás que hacerlo. Además, no se deje cegar por los préstamos en línea que prometen darle más de 10.000 millones de dólares, porque le cobrarán el interés más alto, y aunque resuelvan un problema, le pondrán en el otro aún más. Recuerde que debe saber cómo utilizar cualquier tipo de créditos, porque no importa lo fácil o burocrático que sea conseguirlos, la cuestión es recuperarlos.