logo Prestamos rápidos en 15 minutos con vivus

Cómo elegir el crédito ideal

En el título mencionamos cómo elegir el crédito ideal, pero la verdad, no estamos seguros de que tal cosa exista, que pueda elegir un crédito que cubra sus necesidades y no solo eso, sino que se pueda adaptar a sus posibilidades.

Seamos honestos, tengamos ingresos muy altos o más bien bajos, tengamos una cultura de ahorro o no, estemos en contra de los préstamos o no, la gran mayoría de nosotros en algún momento nos veremos obligados a recurrir a un préstamo, nos guste o no. Hacer una solicitud de préstamo para adquirir “trivialidades” suele resultar un gran error. Puede ser un acierto comprar una casa, un terreno, un automóvil que necesitamos o para iniciar un negocio, y estas son solo algunas posibilidades. Ahora, si pide un crédito para ir de compras en el centro comercial… SEGURAMENTE COMETE UN ERROR.

Cada persona tendrá su propia capacidad financiera y aunque las instituciones financieras tienen reglas definidas, también tienen cierta flexibilidad en cada caso para elegir a sus clientes y por supuesto esto no por casualidad. Depende de varios factores, el principal el historial de crédito personal. Este historial tiene mucha influencia en como elegir el préstamo ideal.

En caso de tener otros préstamos en la actualidad, algunos con otra entidad, si ha pagado las cuotas con puntualidad, hay varios aspectos que cada prestamista tendrá en cuenta antes de darle su dinero y establecer las condiciones de pago.

 

imagen como elegir crédito ideal
Elegir un crédito adecuado a nuestras circunstancias, evita muchos problemas.

Como seleccionar el crédito ideal para mí

Ahora se preguntará sobre la conveniencia de haber tenido préstamos en el pasado de solicitar uno realmente grande. La respuesta será que por supuesto ningún banco o institución financiera le prestará 1 millón de euros cuando previamente no ha demostrado que puede pagar 6 mil euros. En otras palabras, debe tener un buen historial financiero.

Usted habrá observado que, una vez recibe una tarjeta de débito de su banco, antes de 6 meses le llaman para ofrecerle un préstamo “perfecto para usted”. Se trata de una estrategia de venta, como cuando vamos por los pasillos del supermercado y hay personas ofreciendo muestras gratis de queso, lo prueba, le gusta, termina por comprarlo.

En el sector bancario, le ofrecen un crédito de poco dinero, con una tasa de interés flexible, que saben que puede pagar para luego, alargarlo en el tiempo con un interés superior, la cuota aumentará y la entidad aumenta su beneficio. Con el tiempo los buscará para pedir una cantidad mayor.

Casi todo en esta vida tiene relación con el negocio y no estamos diciendo que el crédito sea malo, pero debe acercarse a ellos con prudencia e inteligencia. No olvide comparar entre distintos productos bancarios evaluando los distintos parámetros, esta búsqueda es muy importante. Unas décimas que parecen insignificantes, en el largo plazo pueden suponer muchos euros de diferencia.

Hay muchas herramientas útiles para facilitar cómo elegir el crédito ideal para usted. La forma más sencilla y gráfica de hacerlo suele ser mediante las tablas comparativas de préstamos. Esto puede parecer complicado, pero en realidad resulta realmente sencillo.

Mi historial crediticio

En primer lugar debe abrir una hoja de Excel y tener el navegador abierto. Gracias a Internet tiene para usted disponible en pocos segundos los simuladores de créditos que cada banco ofrece desde la página web. Allí encontrará la tasa de interés estándar de la entidad y podrá hacer una estimación dependiendo del plazo de pago, las comisiones de apertura y de estudio, si procede.
Esto siempre será una aproximación, porque como mencionamos antes, en la mayoría de los casos, el cálculo que ha hecho desde la web es una estimación genérica. Cuando presenta sus datos, puede subir o bajar dependiendo de la valoración de la oficina de crédito. El detalle personalizado depende de su situación financiera.

Lo siguiente que debe hacer será descargar la información de las distintas entidades, las mejores opciones, a en hoja de Excel, todo en una tabla, ordenando en columnas los datos similares para que pueda ver en detalle la diferencia entre cada una, porque a primera vista parecerá casi lo mismo.
Por ejemplo, el banco “A” puede ofrecerle un tipo de interés inferior que el banco “B”, pero el porcentaje de apertura resulta superior, o el período de meses pagando es superior, y esto significa un interés más alto. Al final, si hace la suma, la segunda opción resulta más conveniente. Una manera muy eficiente de hacer el cálculo resulta al sumar los gastos de estudio, apertura, formalización más todas las mensualidades. Así podrá comparar la diferencia entre el importe solicitado y la cantidad a devolver. Ahora si tiene buena información para elegir el mejor crédito.

Comparando el mejor crédito para mí

Hay muchos factores que debemos tener en cuenta, es muy importante no tomar decisiones precipitadamente, debe tener en cuenta cualquier detalle. La confianza que le transmita una entidad es un motivo importante, busque en medios especializados, internet o hable con personas habituadas para recabar opiniones sobre cada entidad. Hoy en día, hay muchas empresas que se dedican a dar crédito y esto puede ser un arma de doble filo. Por ejemplo, una entidad puede ser dar muchas facilidades a la hora de entregar el dinero, pero luego tener gastos ocultos o aplicar comisiones desproporcionadas si hay un retraso a la hora de hacer un pago.

Compare y evalúe para hacer la mejor elección, se trata de elegir el mejor crédito. Cada detalle cuenta y porque podría terminar pagando mucho más dinero de lo que esperaba, por ejemplo:

Usted está pidiendo financiar un coche de 20.000 euros, con un crédito personal y una tasa de interés del 8,5%, la lógica nos dice que terminaría pagando 21.600 euros, lo cual parece una suma razonable. Pero dependiendo del tipo de crédito que elija, supongamos que sus pagos mensuales son de alrededor de 355,57 € al mes, lo cual es muy accesible, durante 6 años. En realidad lo que terminaría pagando son 25.601,04€, eso no suena tan bien, ¿verdad?
Haga el cálculo de cuánto terminará pagando al final del préstamo, sumando todas las mensualidades a los gastos de estudio y comisiones. Solo entonces tendrá la información para tomar la mejor decisión. Esta es la mejor formula de saber cómo elegir el crédito ideal.